Chinchón de plató a coso gourmet

1970-01-01T01:00:00+01:00

Tenía que durar un mes y se alargó medio año. La culpa la tuvo el anís. O mejor, la afición que le cogió al espiritoso elemento John Wayne, quien, noche tras noche, se despachaba a gusto en los bares de la Plaza Mayor.

Artículo Original